Como expertos en el mantenimiento de calderas industriales en Valencia, entre ellas las de vapor, debemos conocer la historia industrial que nos ha traído hasta aquí. Aunque la humanidad ha cambiado mucho desde entonces, uno de los principales acelerones históricos de los últimos siglos fue la invención de la máquina de vapor. Ese invento revolucionó la industria y los medios de transporte, de tal manera que en pocas décadas cambió el mundo por completo. 

En 1736 cerca de Glasgow nacía James Watt, inventor de la máquina de vapor. Cuando todavía no tenía 30 años, el joven Watt fue a reparar una máquina, en la que se inspiraría posteriormente para su invento. Aquel artefacto consumía demasiado vapor y combustible. Era un diseño torpe y poco efectivo. Watt confiaba en poder hacer una nueva máquina más eficiente y útil. Diseñó un condensador separado del motor y una bomba de aire que se ocupaba de sacar el vapor condensado después de haberlo usado. 

Otra innovación de su primer diseño era la máquina de doble efecto, cuyos pistones suben y bajan alternativamente. Estas dos imágenes descritas forman parte de la historia del hombre. El vapor saliendo con fuerza y los pistones subiendo y bajando son un leitmotiv del progreso de aquellos años. Había inventado la máquina de vapor y casi 300 años después las instalaciones industriales que se valen del vapor siguen siendo útiles, aunque hayan evolucionado mucho. 

Hasta su muerte, Watts siguió soñando con un futuro mejor. Pertenecía a la Sociedad Lunar, un grupo de intelectuales que creía en el progreso como una herramienta para mejorar la vida del hombre. 

Desde entonces han pasado muchas cosas y en ATTSU TEYVI creemos que hay que seguir trabajando para un futuro mejor, para lograr un desarrollo industrial eficiente y responsable con la sociedad. Mientras tanto, también nos ocupamos del mantenimiento de tus calderas industriales en Valencia, ya sean de vapor, de fluido térmico o de agua sobrecalentada, por ejemplo. 

Confía en nuestro conocimiento, experiencia y compromiso. Llámanos.